ATC y los intentos de privatización

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ATC y los intentos de privatización

Mensaje por Gusara el Lun Feb 01, 2010 1:15 am

Durante el Gobierno de Carlos Saúl Menem como es sabido, casi todas las empresas estatales fueron a parar a manos privadas. En lo que respecta a nuestra televisión durante el primer año de su gobierno Menem decidió privatizar dos de los tres canales en manos del estado, estamos hablando claro del 11 y el 13. Dicón S.A. (Difusión Contemporanea S.A.) empresa que administraba la frecuencia del 11 fue vendida a editorial Atlántida
y un grupo de canales del interior del país y Rio de la Plata TV S.A. licenciataria del 13 a Artear del grupo Clarín.


Mientras tanto ATC (Argentina Televisora Color), Canal 7, seguiría en manos del Estado, y quedaba acentado en la Ley 23.696 de Reforma del Estado la prohibición de su privatización. Sin embargo en 1992 el decreto 544/92 transformó a ATC de una S.E. (Sociedad del Estado) a una S.A. (Sociedad Anónima), dejandola de esta manera lista para su privatización. De aqui en más comenzarían intentos de privatización que terminarían -afortunadamente- frustrados.



Cronología de interventores e intentos de privatización.



[...]* Con el primer gobierno de Carlos Menem, en 1989, ATC volvió a la esfera presidencial.



* En enero de 1990 renunció a su cargo el subinterventor Jacinto Gaibur, que refutó los rumores que indicaban que Menem le habría pedido la dimisión a causa de las críticas que había realizado al Gobierno en un reportaje publicado en Página 12. Y fundamentó su renuncia diciendo que "lo que se ve en la pantalla de ATC es horripilante y además no responde a las expectativas de cultura, pluralismo y democracia de las mayorías sociales".


* En
enero de 1990, el intento del entonces secretario de Prensa y Difusión, Jorge Rachid (en combinación con el secretario general de la Presidencia, Alberto Kohan) de reemplazar a Mario Gavilán -interventor de ATC- por un triunvirato compuesto por Luis Durán, Martín Oyuela y Gerardo Silva culminó con el relevo
de Rachid. El presidente Menem, enojado porque "lo quisieron pasar por encima", confirmó en su puesto a Gavilán.

* El 21 de noviembre de 1990 asumió como interventor de ATC Julio Ricardo López Batista, en reemplazo de René Jolivet. En la ceremonia de asunción, el nuevo interventor expresó: "ATC será la empresa de TV que representará al Estado argentino".





El 10 de julio de 1991 asumió la intervención de ATC Gerardo Sofovich, que, a la vez, conducía "La noche del domingo", "Polémica en el bar" y la nueva "A la manera de Sofovich". Sofovich expresó: "Este es un canal del Estado y no del Gobierno", y señaló que las órdenes que había recibido del presidente Menem fueron las de crear "un canal competitivo".



Los slogans durante la gestión Sofovich fueron “Ahora
También Competimos” y "Con mentalidad ganadora"






(extraido de la cuenta de YT "
Sanlorencino1981")



* El 16 de agosto del mismo año, el secretario de Medios de Comunicación, Raúl Burzaco, aseguró: "El
Gobierno ni sueña con vender ATC".

* En enero
de 1992, Burzaco anunció que el Gobierno planeaba privatizar ATC antes de fin de año. Declaró: "Lo que hacemos ahora es transformar el canal de una sociedad del Estado en una sociedad anónima, limpiándola de su pasivo y dejándola lista para ser privatizada". Agregó que el presidente Menem aspiraba a que los medios de prensa privados fuesen "totalmente independientes" del Gobierno.

El 3 de abril se firmó el decreto 544/92 de reforma del Estado, que autorizaba la constitución de ATC en Sociedad Anónima. Además se desregularizó la publicidad oficial, con lo que desaparecería el
virtual monopolio de Télam en esa área.

* En
mayo de 1992, el legislador Juan Pablo Cafiero inició una querella por "administración fraudulenta" contra Sofovich. En la esfera política, el titular de ATC tuvo que responder ante la Cámara de Diputados sobre dos hechos: el contrato firmado por la emisora con Televisa (los rumores de una posible venta a dicha empresa eran muy fuertes) y las relaciones contractuales que mantenía el canal con las agencias Wainot y Opebar, de Gustavo Sofovich y la actriz Carmen Morales, hijo y esposa, respectivamente, del conductor. Ante los rumores de su posible alejamiento, Sofovich declaró: "No sólo no renuncié, sino que aunque lo hiciera, el presidente Menem no aceptaría mi dimisión". Y agregó: "Estoy sacrificando 32 años de mi exitosa carrera por mi amistad con el presidente Menem". Con respecto a su trabajo en ATC dijo a un periodista: "Va a ver que dentro de tres o cuatro meses, gracias a mi gestión, vamos a tener un ATC como si fuera la RAI o la Televisión Española, salvando un poco las distancias".

* En
noviembre, Sofovich fue procesado por el juez Ricardo Wechler, por el presunto delito de negociaciones incompatibles con la función pública.

* El 8
de diciembre Menem aceptó la renuncia de Sofovich y designó en su lugar al vicepresidente de ATC, Enrique Alvarez. Sería el cuarto interventor en menos de cuatro años.

Sofovich había recibido el canal sin ningún pasivo
pero, durante su gestión, se acumuló una deuda de 62 millones de pesos.

* El
23 de junio de 1995 Menem hizo conocer su intención de privatizar ATC. Funcionarios de la Secretaría de Medios anunciaron que la elaboración de pliegos se realizaría después del 8 de julio, cuando el presidente asumiera su segundo mandato.

En noviembre un comunicado del Sindicato Argentino
de Televisión (SAT) recordó lo que los senadores radicales Storani e Yrigoyen habían resaltado en octubre del ´91: que existía un impedimento legal para privatizar ATC ya que ésta había sido oportunamente exceptuada del programa de privatizaciones por la ley de reforma del Estado (ley 23.696 sancionada en agosto de 1989).

* El 20
de noviembre cesó sus transmisiones "ATCcable", luego de 19 meses de funcionamiento.

* El 29
de noviembre el jefe de Gabinete, Eduardo Bauzá, reclamó al Poder Legislativo la rápida sanción de los instrumentos legales para transferir al Gobierno las facultades de encarar la segunda reforma del Estado, y anunció la intención gubernamental de vender ATC.

* En
diciembre de 1995 Germán Kammerath asumió la intervención del canal. El nuevo interventor admitió: "El Estado de ATC es crítico. El canal le cuesta al Estado 100 millones de dólares anuales". Kammerath explicó que el Gobierno, "sensible a las opiniones adversas acerca de ATC", decidió privatizarlo y reestructurar el canal estatal para que luego funcione en la nueva onda del canal 4. Este canal debería ser "similar a la RAI italiana, con una fuerte promoción de lo cultural y lo popular".

* En
enero de 1996 un decreto presidencial autorizaba la privatización de Canal 7, luego demorada por una inhibición judicial.

* En
junio de 1996 el Presidente anunció la decisión de ceder una cuarta parte del edificio de ATC al Museo de Bellas Artes. Sin establecer plazos y fechas, el interventor Kammerath y el secretario de Cultura, Mario O´Donnell, ratificaron la decisión.

* El 5
de julio de 1996, Horacio Frega asumió como interventor. En noviembre, la jueza María Elsa Uzal homologó la deuda de 62 millones de pesos que generó ATC. La deuda con los acreedores -entre quienes se cuenta, además del Estado, a Mauro Viale y Raúl Portal- comenzó a pagarse en marzo de 1997.

* El 27
de agosto de este 1997, Frega acepta renunciar a su cargo, después de una denuncia del diputado Juan Pablo Baylac por la supuesta venta de ATC a una empresa fantasma radicada en las islas Caimán [...] y deja deudas por 27 millones de dólares. En su lugar asumió el contador Horacio De Lorenzi.

*El
30 de febrero de 1998 el Presidente ordenó por segunda -y ultima- vez la privatización de ATC . El Proyecto era el mismo que el del ex interventor Germán Kammerath, frustrado dos años antes por una inhibición judicial y el accionar de varios diputados y legisladores. Se trataba una vez más de licitar solamente la onda de ATC y ceder el edificio a la Secretaría de Cultura para ampliar el Museo Nacional de Bellas Artes. Los 800 empleados de ATC serían redistribuidos en organismos estatales y en el Canal 4. La polémica se desató ya que la frecuencia del Canal 4 fue motivo de disputas con el Uruguay, país que también la reclama como propia. Además la onda 4 es de VHF banda baja y no tendría el mismo alcance que en la onda 7 que
es VHF banda alta, y estamos hablando de la única televisora de alcance nacional en todo el país, como es sábido en muchos lugares solo se ve la pantalla de ATC. Basta con ver los problemas de recepción que siempre tuvo Canal 2 en Capital Federal por transmitir en banda baja.

Lo que había provocado una vez más la decisión de Menem
fue un estudio hecho por una consultora privada, que concluyó en que es mejor privatizar ATC porque los equipos son obsoletos y hay excesivos gastos de
mantenimiento. Sin embargo el Presidente se topo nuevamente con la Ley de Reforma del Estado 23.696 sancionada en agosto de 1989 establece que no se puede privatizar ATC ni Radio Nacional sin una ley especial aprobada por el Congreso Nacional. Mientras tanto en el Congreso la diputada Irma Parentella (Frepaso), que integraba en ese momento la comisión de Comunicaciones, declaraba que "lo que el Gobierno intentará hacer es eludir al Congreso diciendo que concesionará la onda de ATC".

Entre los posibles compradores aparecián Raul Moneta (el
Banco República de su propiedad era uno de los principales acreedores de ATC), Héctor Ricardo García (quién fue uno de los primeros en avisar que se en caso de llamado a licitación se presentaría al concurso) , Julio Ramos (entrañable amigo de Menem quién en 1989 concursó para la licencia de Canal 13) y Rodolfo Galimberti, entre los locales; por su parte la TV Azteca, de México, y TV O Globo, de Brasil, entre los visitantes. Con menos chances aparecián empresarios como Marcelo Tinelli (quién más tarde colocaría dos productos de “Ideas del Sur” nos referimos a “Okupas” y
“Todo X $2”), Mauro Viale (tenía un espacio en las mañanas del canal) y Eduardo Eurnekián.







(extraido de la cuenta de YT "Sanlorencino1981")



"Bien de familia" rezaba el slogan de 1998, faltaba aclarar de que familia (de la familia Moneta capaz). Un bien de familia es inembargable y no puede pasar jamas a manos privadas.

Luego de este último y nuevamente fallido intento de
privatización, el Gobierno no tuvo más remedio que mantener a ATC en la órbita estatal. A fines de 1999 más de 10 años de Menemismo terminaban y arribaba al sillón de Rivadavia, Fernando De la Rua. A partir del 1° de enero de 2000 el clásico logo coloreado cambio por uno con el nombre completo de la emisora, con una programación casi de emergencia “Argentina Televisora Color” se mantuvo entre los meses de Enero y Marzo. Hasta que el 1° de Abril se lanzó la nueva pantalla de “Canal 7 Argentina”. Esto fue sin dudas el salvataje definitivo de un bien de todos los Argentinos y el primer intento por recuperar una Televisión Pública de calidad. El resto es historia conocida.



El
saldo

Deudas y vaciamiento. Estos son los números que dejó ATC durante la década del ´90

Estos son algunos nombres que endeudaron al canal estatal:

  • La producción de El mundo de Ante Garmaz , con una deuda de $ 475.000, más aportes,
    impuesto y un monto indeterminado por publicidad encubierta.



  • La producción de Tropicalísima y María Marta internacional, de Horacio Frega, su esposa Isabel Altamirano, su cuñado Carlos Altamirano, y la discográfica Magenta, con una deuda de $ 586.000 y gravámenes.


  • La producción de Vivir mejor, el ciclo que del doctor Alberto Cormillot, con una deuda de $ 178.000 y sus cargas impositivas.



  • La producción de Argentinísima, la creación de Julio Mahárbiz, (actualmente es Marbiz de nuevo, vaya a saber por qué se había cambiado el apellido) con una deuda de $ 436.000.



  • La producción de Sálvese quien sepa, de Hugo Lamónica, con una deuda de $ 365.000.


  • La producción de Las tres Marías, con una deuda de $ 426.000.


  • Entre 1991 y 1993, bajo la conducción de Sofovich el canal se endeudó por 62 millones de pesos, mientras al comienzo de la gestión el susodicho interventor había recibido la emisora sin un peso de pasivo.


  • Hacia 1998 la deuda de ATC rondaba los 90 millones de pesos.



  • Además hubo un gran vaciamiento de la filmoteca del canal, rollos enteros de ciclos valiosos habrían pasado, como por arte de magia, a manos privadas, merced a los buenos oficios de una firma llamada Distribuidora de Televisión, según surge del contrato firmado en tiempos del Horacio Frega. Por
    ese convenio, la desconocida empresa asumió la explotación de toda la programación de ATC hasta el 31 de diciembre de 1999, mediante una compensación menor de $ 500.000 y porcentajes por las ventas de los derechos en el exterior.
    En el anexo del contrato se encuentra el inventario de los rollos de varios ciclos que constituyeron verdaderos hallazgos televisivos, entre ellos:



  • 173 rollos de Función privada , 72 de Situación límite , 106 de La otra tierra , 97 de Hombres de ley , 988 de Los especiales de ATC , 81 de De fulanas y menganas , 62 de La bonita página , 27 de El mundo de Antonio Gasalla , 86 de Historias con aplausos , 7 de El país que no miramos , 108 de Argentinísima, 592 de Historias de la Argentina secreta , 17 de documento nacional de identidad , 52 de La botica del ángel y 8 de Hombres en pugna, entre otros ciclos inolvidables.


  • A ello cabe añadirle más de 1350 rollos de películas, entre nacionales y extranjeras.


  • La lista se completa con otros programas de dudoso valor televisivo, no obstante lo cual su pertenencia a la filmoteca del canal estatal le confiere un lugar de privilegio. Una mención especial merece la suerte corrida por la biblioteca que supo donar la recordada conductora Paloma Efrom, conocida como Blackie. Enrique Alvarez, el interventor que sucedió a Sofovich, no tuvo mejor idea que enviar la biblioteca, en parte obsequiada por la periodista y en parte adquirida con dinero que ella cedió, a un baño en desuso. La acción de la humedad en un sitio manifiestamente inadecuado habría provocado la pérdida de gran parte de los volúmenes.


Todos
estos datos sobre números de la deuda, y vaciamiento fueron recopilados por los legisladores opositores, quienes con su tarea, al mando de Luis Brandoni lograron frenar el proyeto de privatización de 1998. En 1996 el Congreso también logró frenar el primer proyecto de venta, un grupo de diputados comandados por Fernando “Pino” Solanas, presentaron un proyecto de rescate de ATC, a fín de crear una
nueva pantalla estatal en la misma onda 7. Se trataba de ATP (“Argentina Televisión Pública”) si bien el proyecto sonó fuerte, luego quedó en la nada, pero al menos sirvió para frenar el intento privatizador y conservar el único canal en la órbita estatal.



Fuentes:

http://www.clarin.com/diario/1998/01/30/e-03401d.htm
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=76795
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=209228
http://www.youtube.com/user/Sanlorencino1981

Gusara
Muy Experto
Muy Experto

Cantidad de envíos : 202
Localización : Almagro
Edad : 27
Scoring : 13037
Fecha de inscripción : 13/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.